Posts Tagged ‘poema’

Ermita de Salas perdida

octubre 20, 2017

Volé desde Aguazul,
para iniciar peregrinaje,
ante tus pies arrodillarme,
solicitar tu indulgencia.

Tu figura presentaronme,
yo tenía que conocerte,
aquella capa voluptuosa,
no era sino signo divino.

En sueños me advertiste,
de no jugar con tu moral,
pero a mi palabra falté,
con el misterio jugué,
con el misterio me quemé.

El sexto penitencia,
recorro el Isuela,
por toda su vera,
buscando tu acompañante,
lametada ya no temida,
si no del todo ansiada.

Ahora no me pidas,
que a otra peregrine,
pues es tu imagen,
la que se me aparece.

Anuncios

Enara V

septiembre 19, 2017

¡Te busco!
¡No te encuentro!
Hablo solo,
frente a mi: ¡Eco!

No hay mayor abstinencia,
que la que siento dentro,
cuando no veo tu presencia.

Lucho contra el deseo,
de llamarte la atención,
pues bien al hacerlo,
la debilidad te muestro.

No hay mayor meta,
que calmar esas ansías.
¿En realidad quién eras?
¿Quizás una cualquiera?

No te quiero dar importancia,
pero aquí hago el recuento,
llego ya al decimosexto verso,
otorgándote gran relevancia.

Enara IV

agosto 18, 2017

Mis brazos alrededor tuya pondría,
en un abrazo contigo me fundiría,
sentir tu corazón palpitar,
escuchar tu aliento respirar.

Por un instante,
en el cielo me hallaría.

Asimetría labial

julio 17, 2017

Buscando la perfección,
para uno mismo,
allí me hallé,
buscando eso mismo,
en los demás.

Sin yo verlo venir,
fue de forma lenta,
se apoderó de mi.

Sobresaltado contemplé,
tus dudas encontradas,
la asimetría según tú,
no te iba a perdonar.

No son verdades,
pues si eres única,
y de mi especial,
es por esos detalles,
imperfecta te hacen.

Enara III

junio 16, 2017

Surgieron dudas de amor,
cuando la bella Enara,
descargó la bala,
que guardaba en recamara,
la bala que finalmente de amor,
me rematara.

Enara II

mayo 15, 2017

Por verte Enara,
yo un bote remara,
hasta que los brazos,
se me cansaran.

Pues no hay mayor recompensa,
que de amor tu despensa,
mas tú la llenas,
cada vez que bisbiseas.

Enara I

abril 14, 2017

Enara, enara,
conmigo se enfada,
pero al final de todo,
conmigo habla,
no hay mujer más paciente,
ni más bella ni ardiente.

A la sonrisa rusa

marzo 13, 2017

Se habla de un caminante perdido,
transitaba por la fría tundra.

La suerte dio con él,
floreció una rosa naranja,
en el paisaje blanco,
pudo él admirarla.

La leyenda cuenta,
es la flor escueta,
pues un sólo día,
en todo el invierno,
ella florece.

Aquél que la encontrase,
no olvidaría el recuerdo,
de su singular imagen,
ningún día de su vida.

Al salir del ascensor,
con tus labios carmesí,
de frente me encontré,
fue entonces cuando supe,
que tú en efecto eras,
mi rosa rusa anaranjada.

La entrega

febrero 12, 2017

Salvo menores,
todo analizado,
aquí se ha acabado,
brota nueva vida,
que ha empezado.

Dos vinilos,
uno resultante,
del otro fuente.

Resarcir la afrenta,
objetivo inalcanzable,
mas suavizar la misma,
mi objetivo loable.

Mi olvido reafirmo,
sepa vuestra merced,
tercero desde aulos,
resalto buscado.

El segundo figurante,
por fin coronado,
mas aquí sólo honrado
y bien acompañado.

De la música disfrute,
de lo que no llegó,
para siempre: ¡Descarte!

El cuento de la quesera

enero 11, 2017

La primera fuiste
te odiara pedirme.

Rechazo obvio,
lo eras todo,
¿Cómo no amarte?

En contadas ocasiones,
hacía ti proyecto,
el enfado infantil,
pues todo lo tenía,
mas pobre de mi,
después desvanecía.

Mas sé que yerro,
puesto tu cuento,
el de la quesera,
lo di por sentado.

Frecuencia asegurada,
terna condicionada,
apetito desbocado,
todo era tan alocado.

Dos décadas pasando,
viviendo en lo virtual,
estando pero no siendo,
tenía que ser ese final.

No lo necesitaba.

En verdad siento,
mas si mi retiro,
tan, oh, literal,
no hubiese sido,
de los dos pares,
miel degustare.